La deriva de los continentes

Sin cubierta
Número 06
Demografía, Geografía, Geología
3
1989
Enlace
Impresión: 675

Revisión

La tierra está viva. Como balsas flotantes, sus continentes a la deriva se acercan y se alejan ocacionando erupciones volcánicas y sismos. La hipótesis de la tectónica de placas explica la construcción de los rasgos geológicos de la Tierra por la interacción de placas litosféricas Nuestro planeta posee una corteza sólida cuyo espesor varía entre los 35 y 70 kilómetros debajo de los continentes y menos de 10 kilómetros bajo los grandes océanos. La corteza o SIAL está compuesta principalmente de sílice y aluminio. Bajo la corteza, entre los 70 y 2900 kilómetros se encuentra el manto o SIMA conformado por rocas a base de silicio, manganeso, aluminio e hierro. Esta es una zona que no es ni líquida ni sólida, muy viscosa y plástica. Finalmente bajo el manto y a una profundidad que va entre los 2900 y los 6370 kilómetros se localiza el núcleo o NIFE, formado por niquel e hierro, soportando una enorme presión que lo mantiene en estado líquido (núcleo externo) y a una temperatura de 5000 grados centígrados. El núcleo interno se encuentra en estado sólido.

Acceso Usuarios

Noticias UCSH

Financiamiento:

conicyt

High Quality Free Joomla Templates by MightyJoomla | Design Inspiration NewWPThemes